ollas de barro

Cocinar en una olla de barro es uno de los métodos más tradicionales de la cocina. Antiguamente, era la manera más tradicional de cocinar, pero hoy en día son muy pocos los que se atreven a usar ollas de barro por fata de tiempo, ya que los guisos se cocinan más lentamente o por la disicultad que supone limpiar estas piezas. Sin embargo, los cocineros más renombrados aseguran que la comida no sabe igual si ha sido cocinada en una olla de teflón o guisada ewn una olla de barro.

Pasos para la limpieza:

  1. Las ollas de barro pueden durar años si su mantenimiento es el correcto. Después de su uso, debes limpiarlas siempre con una esponja suaveo una esponjilla de naylon, y con un jabón neutro.
  2. Si la cacerola de barro tiene restos de comida adheridos al fondo o en los laterales, deberás enjuagar la olla con agua bien caliente para que todos los restos de comida se reblandezcan. Deja que el agua caliente se enfríe antes de fregar la olla. Y después, utiliza una esponja suave para eliminar esos restos.
  3. Si con los pasos anteriores no hemos conseguido recuperar la olla de barro porque la comida se ha quedado demasiado tiempo pegada en el fondo o en los laterales, entonces conviene llenarla de agua y detergente, y calentarla a fuego lento. El siguiente paso es dejar que el agua hierva durante unos minutos antes de retirarla del fuego. Por último, retira con una esponja suave o esponjilla de naylon los restos de comida.
  4. Si los restos siguen muy adheridos, entonces conviene mezclar una parte de lejía con agua y hacerla hervir durante unos minutos. Ten cuidado de no respirar el vapor que desprende esta mezcla. Una vez haya hervido la mezcla, entonces volveremos a lavar con cuidado la olla. No tengas la tentación de usar un esponja agresiva, pues entonces solo conseguirás rayar la olla y no la podrás volver a utilizar.
Compartir este artículo!

Acerca del Autor: adminbazar

0 Comentarios

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.